La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Esterilización 

A éste proceso se le denomina ovariohisterectomía. Esta intervención es considerada una operación abdominal de rutina. Se lleva a cabo con el animal bajo anestesia general y consiste en realizar una pequeña incisión en el abdomen y la retirada del útero y los ovarios. La recuperación es generalmente rápida. De 7 a 10 días.

Existen numerosas ventajas relacionadas con la esterilización de las hembras:

Cuando se realiza la intervención antes del primer celo (a los 6 meses de edad aprox), se disminuye en un 95% la posibilidad del desarrollo de tumores de mama, proceso relativamente frecuente en hembras no castradas.

No existe la posibilidad de desarrollar una infección uterina que se denomina piómetra, que ocurre con frecuencia en hembras adultas no castradas. La piómetra puede causar daño severo al hígado y riñones y, si no se trata, puede comprometer la vida del animal.

Existen ciertos mitos con respecto a la ovariohisterectomía:

La estererilización NO hará que un animal engorde a no ser que se le alimente en exceso. En la actualidad existen dietas comerciales que previenen la aparición de obesidad al tiempo que son muy nutritivas y altamente digestibles.

Nuestra perra o gata NO se beneficia de haber criado "por lo menos una vez" antes de esterilizarla. Esto sólo llevará a que haya cada vez más cachorritos no deseados y abandonados. La castración NO cambiará la personalidad de nuestra mascota. Los gatos no desarrollan plenamente su personalidad hasta el año de edad y los perros entre el primer y segundo año. Si la personalidad de una mascota cambia será porque lo habría hecho independientemente de la cirugía.

Preguntas habituales:

1. ¿Es la anestesia un riesgo? Aunque la anestesia siempre acarrea un riesgo, hoy en dia es extremadamente segura. Mediante un examen previo el veterinario se asegurará de que no hay problemas subyacentes. Durante la anestesia la frecuencia respiratoria, cardiaca y otros parámetros serán monitorizados y, durante la recuperación anestésica su veterinario y las enfermeras vigilarán a su mascota hasta que esté plenamente consciente.

2. ¿Es un procedimiento doloroso? Cualquier procedimiento quirúrgico conlleva dolor. Los veterinarios del Hospital utilizan fármacos para el manejo del dolor antes, durante y después de la cirugía mediante la aplicación de protocolos analgésicos de vanguardia. Con ello pretendemos conseguir una mejor y más pronta recuperación.

Cuidados generales:

1. Para esterilizar a una perra o una gata la mejor edad es entre los 5 y 6 meses de edad. 2. Asegúrese de que su animal está desparasitado y está correctamente vacunado antes de la cirugía. 3. No alimente a su mascota durante las 12 horas previas a la cirugía y, retírele el agua un par de horas antes. 4. Minimice la actividad física de su mascota durante una semana tras la intervención. 5. A las 24 horas de la cirugía deberá traer a su mascota a revisar y retirar el cateter. 6. A los 8 10 días tras la cirugía se realizará una última revisión y se retiraran los puntos.

Deberá ponerse en contacto con su veterinario:

Si su perra o gata se quita los puntos o se irrita la herida por lamido. Si la incisión aparece roja o inflamada. Si hay exudados a partir de la incisión. Si su mascota vomita, o no quiere comer o parece decaída después de las primeras 24 en casa. Siempre y cuando usted tenga alguna duda sobre la evolución

Compartir en redes sociales

Los campos marcados con * son obligatorios.